ARTROSCOPIA

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico común en el cual una articulación (artro-) se visualiza

(-scopia) usando una cámara pequeña. La artroscopia nos da una visión clara del interior de la articulación. Esto nos ayuda a diagnosticar y tratar los problemas de rodilla, hombro, codo y tobillo.

Artroscopia de rodilla:

Se realizan dos pequeñas incisiones o cortes en la piel, de alrededor de un centímetro cada una (por ello se llama técnica mini-invasiva).

Se utiliza para:

  • lesiones meniscales: eliminar los fragmentos rotos, suturar determinadas roturas, técnicas de regeneración y reimplante meniscal

  • reconstrucción de ligamentos cruzados: evita abrir la rodilla como en el pasado (Ligamento Cruzado Anterior)

  • lesiones de cartílago: limpieza, técnicas regenerativas (factores de crecimiento plaquetario, mosaicoplastia)

  • extracción de cuerpos libres intraarticulares: fragmentos de cartílago desprendido o de menisco

  • eliminación de plicas sinoviales o de sinovitis 

  • limpieza en rodillas con artrosis (desgaste) antes de llegar a la prótesis total de rodilla

Artroscopia de hombro:

Es una técnica quirúrgica que utilizamos con mucha frecuencia para tratar gran parte de las lesiones del hombro. A través de pequeñas incisiones.  

Además de ver las estructuras dentro del hombro (ligamentos, tendones del manguito rotador…) tenemos la posibilidad de palpar directamente y probar la resistencia de estas utilizando el instrumental específico de artroscopia. Esto hace que en ocasiones descubramos lesiones que no son visibles en la resonancia y sobre todo nos ayuda a establecer el tipo de rotura y el tratamiento más apropiado.

Además de ver y diagnosticar estas lesiones, la artroscopia nos permite tratar muchas de las patologías articulares más frecuentes del hombro. Esto favorece la recuperación mucho mas rápida, con menos complicaciones y un mejor resultado estético.

  • Lesión o rotura de tendones del manguito, como el supraespinoso

  • Síndrome de pinzamiento subacromial 

  • Inestabilidad o luxación de hombro

  • Lesiones del labrum, entre ellas las lesiones SLAP

  • Lesiones de la porción larga del bíceps